- Advertisement -
miércoles, julio 28, 2021

Reverdecer no es solo generar áreas protegidas, es integrar la naturaleza pensando en cómo estrechamos lazos y la convertimos en una oportunidad: secretaria de Ambiente, Carolina Urrutia

- Advertisement -

Reverdecer a Bogotá es una meta que tiene la Administración de la alcaldesa Claudia López. Para lograrla no se debe pensar únicamente en las zonas donde hay suelo protegido, sino también en integrar la renaturalización de los espacios para agregar valor donde hay déficit de áreas verdes. Esta fue una de las principales conclusiones de la secretaria de Ambiente, Carolina Urrutia, en su participación en el foro virtual Ciudades e inclusión: intervenciones en el hábitat popular, organizado por la Secretaría de Hábitat.  Allí expuso la estrategia de reverdecimiento de la ciudad, que va ligada a factores clave como la participación ciudadana y el reconocimiento de los saberes y la cultura propia de cada territorio para la construcción de acciones conjuntas. “Reverdecer no es solo generar áreas protegidas, es integrar la naturaleza pensando en cómo estrechamos lazos y hacemos de la naturaleza una oportunidad”, dijo.

La naturaleza presta servicios ecosistémicos como la provisión de agua y alimentos, la cultura, los valores contemplativos como escuchar aves en las mañanas; también fortalece la asociatividad y el tejido social, por ejemplo, mediante huertas urbanas. En este sentido, la jefe de la cartera ambiental aseguró que “muchas ocupaciones informales están en nuestras áreas protegidas y limitan capacidad de protegerlas, por eso hablamos de integrar procesos que nos ayuden a mejorar las condiciones de conectividad, a mejorar la calidad de vida de las personas y a prevenir procesos de ocupación que puedan poner en peligro la vida”, dijo la secretaria.  En el foro de la Secretaría de Hábitat, Urrutia compartió el espacio con expertos del área ambiental y urbana. Por ejemplo, el español Salvador Rueda, reconocido ecólogo urbano, habló sobre el modelo de las supermanzanas, que busca liberar superficies de espacio público y dedicarlos a la circulación de vehículos para reducir tráfico y emisiones de CO2.  Por su parte, Francisca Rojas, especialista en vivienda y desarrollo urbano del Banco Interamericano de Desarrollo-BID, expuso sobre el cambio climático y la informalidad urbana. Destacó que los asentamientos informales están más expuestos por sus características de construcción y condición social. A su turno, el urbanista Alejandro Echeverri precisó que el reto es desarrollar las soluciones con las comunidades y que para lograr transformaciones es necesario crear innovación con todos los sectores y capacitar a los líderes comunitarios.  Siguiendo con el panel del foro Ciudades e inclusión: intervenciones en el hábitat popular, Jaboco Estrada, del Consejo Colombiano de Construcción Sostenible, abordó el tema de asentamiento y aseguró que el desarrollo formal es un instrumento de prevención, reverdecimiento, revitalización e inclusión de los asentamientos informales.  Finalmente, Héctor Álvarez, gestor comunitario de Ecobarrios, afirmó que no se trata de urbanizar, sino de reorganizar para mejorar las condiciones de vida, y resaltó a los ecobarrios como herramientas para la planificación urbana y el reverdecer.  Los expertos coincidieron en la importancia de garantizar una participación ciudadana real, efectiva e incidente para construir soluciones conjuntas, que transformen realidades y perduren en el tiempo. 

- Advertisement -
- Advertisement -

Síguenos

Más Leído

- Advertisement -

Otras Noticias

- Advertisement -

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here